Seleccionar página

BUSCAN COBRE EN LA CORDILLERA ORIENTAL

(14-03-2019) Hannan Metals Limited (TSX-V: HAN; OTCPK: HANNF), Vancouver, empresa exploradora de generación de proyectos  de metales básicos en Irlanda y en Perú, espera para mayo próximo, obtener el otorgamiento de los petitorios solicitados en octubre 2018, para realizar exploración sistemática en el proyecto de Cu y Ag San Martín, ubicado en el departamento de San Martin, dijo a MinerAndina Lars Dahlenborg, Presidente de la compañía.

Las solicitudes aumentaron hasta completar casi 30,000 ha., dentro de un área que supera los 51 km de largo y hasta 7 km de ancho.

De acuerdo con Hannan, en la zona no ha habido perforaciones ni exploraciones y menos en búsqueda de cobre, pues es un área distinta a los lugares donde se suele buscar el metal rojo.

A la fecha, la junior ha ejecutado un programa preliminar de reconocimiento que ha encontrado mineralización de cobre de alta ley en   superficie, en cantos rodados mineralizados a lo largo de 15 km “Hemos visto lo suficiente para entender que esta puede ser un área nueva y significativa en Perú para el cobre, porque tiene un gran contexto geológico. Este tipo de depósitos se enclavan en una posición estratigráfica específica, y pensamos que esa posición estratigráfica es prospectiva a través del territorio peticionado”, explicó el alto ejecutivo.

Una vez otorgados los permisos y antes de iniciar la temporada seca en mayo, los planes de la junior son iniciar un programa social. Luego ejecutarán un programa de mapeo y muestreo regional a fin de identificar los mejores objetivos de perforación, no se necesita geoquímica ni geofísica por el momento. En este primer programa de campo, estima gastar alrededor de C$ 250,000 y contratar posiblemente 4 geólogos.

Cobre en el oriente

La zona oriental de los Andes, “creo personalmente que es la nueva frontera en el Perú. Esta es una mineralización estratiforme de cobre en sedimentos, y lo importante con los depósitos sedimentarios de cobre es que son muy comunes a lo largo de la historia de la tierra. Los grandes ocurren durante ciertos periodos de tiempo y bajo ciertas condiciones estructurales y de cuencas. Lo que ocurrió aquí es bastante similar a algo como la cuenca de Katanga en África, o cinturón de cobre de Zambia. Ambos tienen historias algo diferentes, y esta es una variación de sus tipos”, contó Dahlenborg.

Dijo que descubrieron la zona gracias a la industria de hidrocarburos, por la información que proporcionó Petroperú y sus datos sísmicos, que muestran una cuenca tectónica de 1000 km de largo y 300 km de ancho. “Una cuenca tectónica tipo rift donde se deposita una secuencia de capas rojas en un régimen tectónico extensional. Dentro de esas cuencas, tenemos secuencias  evaporíticas gruesas. Esto ocurrió durante el pérmico tardío (unos 250 millones de años atrás). Durante la orogenia de los Andes, todos los fluidos que se crearon y los metales migraron de las capas rojas a través de horizontes porosos y fallas depositándose en la interfase de las capas rojas con la unidad superior ,que es el Grupo Oriente, creando los depósitos de cobre en sedimentos.

Comparativamente, los pórfidos conocidos como Toquepala, Cuajone o Quellaveco, son del Paleoceno-Eoceno (60 a 55 millones de años), mientras que Cerro Corona, Rio Blanco o Tantahuatay, tienen su origen en el Mioceno (15 a 10 millones de años).