Seleccionar página

Para los que desde diferentes orillas estamos involucrados con la industria de la exploración minera, una gran expectativa genera la llegada del Congreso Internacional de Prospectores y Exploradores, ProEXPLO. Sí, con P mayúscula, como fue desde la primera versión hace 20 años. No recuerdo en cuál de las ediciones alguien decidió que había que poner minúscula y cambiar el logo. Pero esa es la forma y no el fondo.

El fondo es que estamos en una época de cambios disruptivos, pero pareciera que no los estamos asumiendo realmente porque faltan políticas públicas claras que conduzcan al país a subirse al tren bala del cambio. Esto, a pesar que hace un año, el gobierno del Presidente Vizcarra, dio la directiva que todo el sector público entre en la era digital.

Es el sector privado que va dando algunos pasos pero sin hoja de ruta. Por ejemplo, hace rato que debemos tener la regulación actualizada para entrar a la era de la electromovilidad. Todavía no hay una norma que homologue las estaciones de carga, o algunos incentivos para la adquisición de vehículos eléctricos, así como de sus autopartes.

Mientras en un lado faltan normas, de otro lado sobran. Y precisamente las que regulan los asuntos ambientales para la etapa de exploración minera son hasta absurdas, según algunos ejemplos que hemos podido escuchar. La mayoría no proviene del sector energía y minas, sino del resto de sectores que se han ido involucrando en los temas ambientales.

En este contexto, el gasto local en exploración viene cayendo desde el año pasado, luego del expectante salto del 2017. Como país, ¿tenemos la explicación a lo que está sucediendo?  ¿Es debido a la permisología? ¿A los conflictos sociales?¿A la persistente escasez de financiamiento?

Porque en estos casos, debería aparecer una política pública contracíclica. Pero más allá de la devolución del IGV, no tenemos política de incentivo a la exploración minera, una actividad de alto riesgo. Por eso entrevistamos al presidente actual y al presidente saliente de la PDAC, para que nos expliquen un poco, cómo es que el gobierno canadiense se preocupa por su exploración minera. Nuestra fortalezca económica se ha quedado en la macroeconomía, porque jalados estamos en micro.

Lo que debemos instaurar es, una mesa de trabajo público-privada que aborde la problemática de la exploración y cómo atenderla.

Entre tanto, hay que celebrar la llegada del XI ProEXPLO porque además de los éxitos de la exploración, traerá grandes novedades técnicas, grandes especialistas y nuevos conocimientos para que los geólogos puedan tener mejores herramientas para su trabajo, que va más allá de sólo encontrar yacimientos minerales.

¡Bienvenido XI ProEXPLO!

Maibí Montoya, Directora

SUSCRÍBETE

Subscríbete a MinerAndina

* indicates required

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

Escríbenos a: minerandinacomunicaciones@minerandina.com

Las Capironas 490 Urb. Matellini – Chorrillos.

Teléfonos: 01 683.15.98 | 01 94.618.2393

Todos los derechos reservados. 2019